sábado, 30 de abril de 2016

El mejor tren del mundo está en Perú

Sabías que el tren que pasa por Juliaca y que cubre  la ruta Cusco–Puno obtuvo el primer lugar en el concurso del World Travel Awards dentro de la categoría del mejor tren de lujo en Sudamérica en el 2012 y el tren que cubre la ruta Cusco-Machu Picchu fue elegido como el mejor del mundo en el 2011 en los Condé Nast Traveller Reader´s Travel Awards.
En el año 2012 el Andean Explorer de Perurail que recorre la ruta Cusco–Puno obtuvo el primer lugar en el concurso del World Travel Awards dentro de la categoría del mejor tren de lujo en Sudamérica.
Este merecido reconocimiento sin duda abrirá poco a poco nuevas oportunidades en el sector turismo de nuestro país ya que el recorrido es una experiencia única de viaje considerado dentro de las diez rutas más hermosas del mundo.
En el trayecto hacia el Lago Titicaca, podremos descubrir el lujo y la elegancia del Andean Explorer y que cuenta con coche comedor, coche bar y coche observatorio al aire libre, ofreciéndonos al mismo tiempo almuerzo 5 tenedores y shows artísticos.
Y en el año 2011 el Hiram Bigham, el tren de lujo que cubre la ruta Cusco-Machu Picchu, fue elegido como el mejor del mundo, en la ceremonia de premiación de los Condé Nast Traveller Reader´s Travel Awards, realizada en Londres, Inglaterra.
Este premio anual de Condé Nast Traveller, sin duda es el más esperado en la industria del turismo a nivel mundial, es producto de la elección de los lectores que son llamados a votar por sus compañías de viaje favoritas entre hoteles, spas, aerolíneas, aeropuertos y trenes.
En el caso del tren Hiram Bigham,  los lectores lo escogieron como su favorito en el mundo, particularmente por su comodidad en las cabinas y las facilidades que otorga antes y después del trayecto en tren, para completar un extraordinario viaje.

El tren Hiram Bigham, con capacidad para 84 pasajeros, ofrece un servicio de lujo entre Cusco y Machu Picchu. Con su distintivo color azul y dorado, con coches enchapados en madera en su interior y su elegante tapicería en tonos cálidos, cuenta con cuatro coches; dos coches comedor, un coche bar y observatorio, y un coche cocina, que reflejan el tradicional estilo de los Pullman de los años 1920.  Una vez a bordo, los pasajeros disfrutan de un menú gourmet inspirado en los mejores productos de los andes, así como del tradicional pisco sour, mientras disfrutan  los fantásticos paisajes que se van descubriendo a lo largo del camino. Talentosos músicos ponen la cuota de entretenimiento que convierte el viaje en una experiencia única e inolvidable. Fuente: Blog Viajes Pacífico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada